Christian Machado

Mi nombre es Christian y soy parte de la Delegación para la Nueva Evangelización desde hace algunos años. Los tiempos que corren claman a nuestra Iglesia a salir de sus moradas habituales con ímpetu para proclamar a Cristo, tal y como hicieron los primeros discípulos y como nos reclama nuestro Papa en la Evangelii Gaudium. Las Jornadas de Nueva Evangelización para mí no han sido otra cosa que un intento de dar respuesta a estas demandas, de prepararnos para esta misión, que no es cosa menor. En mi caso me ha tocado servir coordinando el equipo de personas voluntarias que colaboran para que este evento sea posible, y la experiencia no ha podido ser mejor. Ver un equipo humano (que ya bien puede llamarse familia) tan diverso en edad y carismas trabajando a destajo para ofrecer el mejor de los servicios es la mayor experiencia de Dios que se me ha regalado, pues sin Él no se entiende cómo este proyecto sale a la luz. Considero además que las Jornadas son un ejercicio saludable para nuestra diócesis por infinidad de cosas, como las sinergias creadas entre el equipo organizador, los espacios compartidos entre los asistentes, la puesta en común de ideas y proyectos pastorales, el ansia de formación para atender las necesidades de nuestras comunidades… Por todo ello animo a los que no hayan vivido tal experiencia a que participen en estas III Jornadas, que además de tener espacios para la Oración, la Formación y la Capacitación, generan otro tipo de momentos y de encuentros en los que verdaderamente se respira comunidad, Iglesia, en los que entendemos que estar unidos en Cristo es más fuerte que cualquier diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *