Tote Barrera

La mañana del segundo día de las Jornadas Nueva evangelización comenzó con la celebración de la Misa presidida por el obispo Xavier Novell. En su homilía planteó tres cuestiones a partir del evangelio: Una pregunta ¿No me conoces? Un distintivo, la alegría, y una promesa, Dios siempre está con nosotros.

Por otra parte, la ponencia con la que se abrió este segundo día corrió a cargo de Tote Barrera. “La conversión pastoral. Esa gran desconocida”, fue el tema que desarrolló. Somos una Iglesia del “segundo momento”- dijo. No se crece por estadística, sino por conversión expuso basándose en algunos datos de EEUU.

 ¿Qué está pasando? Barrera fue respondiendo desde el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal al proponer poner en estado de misión permanente a la ¨Iglesia en España. Tras hacer referencia a la nueva evangelización, desde la exhortación Evangelii Gaudium reflexionó sobre a lo que el papa está llamando, esto es a la reformas de las estructuras que pueden llegar a condicionar el dinamismo evangelizador. También es preciso discernir a la luz de la conversión pastoral todo aquello que hacemos, las actividades pastorales, las costumbres ordinarias que ya no prestan hoy el mismo servicio que antes en orden a la transmisión del Evangelio.

El ponente trató desde estas constataciones de proponer las “claves de la conversión pastoral”. En primer lugar, propuso hacer un análisis de la crisis del sistema  (estructura) pastoral.

Luego sostuvo que se nos está pidiendo que cambiemos el sistema mismo– sostuvo. “Asistimos a un cambio de época”. Por ello, es muy pertinente la práctica del “discernimiento”

¿Por qué no acertamos a analizar el problema? Fue la tercera clave que desarrolló. Para  el ponente el reto fundamental es el “cambio de paradigma y de visión”. Una Iglesia sana “anuncia, discípula y envía a la misión”. Es la esencia misma como cristianos. Pasar de una Iglesia de segundo momento a una iglesia de primer momento, eso es la conversión pastoral, es lo que defendió Tote Barrera.

Desde el texto del envío misionero del evangelio de Mateo, trató de enfatizar la primacía de “hacer discípulos”. El discipulado es el gran olvidado. Es preciso poner los medios necesarios para avanzar una conversión pastoral y misionera que no dejen las cosas como están.

Conversión pastoral no es lo mismo que conversión misionera, matizó. Aunque la cuestión no está muy desarrollada, para Tote, la pastoral hace referencia a ser mejores discípulos. Mientras la misionera hace más referencia a las estructuras y las vías de salida. Como conclusión dijo que la CP es:

Cambio de paradigma y/o visión. Conlleva pasar de ser una Iglesia de usuarios a ser una Iglesia de discípulos. En tercer lugar, pasar de una Iglesia con un cauce inadecuada a una con cauces adecuados- Y pasar de ser una Iglesia de segundo momento a una Iglesia de primer momento, o sea, reproducir el ciclo de la Iglesia primitiva.

Posteriormente recordó el número 24 E.G para referirse a “primerear”, lema de las Jornadas. El Señor tomó la iniciativa. La comunidad ha de adelantarse, salir al encuentro, llegar a los cruces de los caminos, vive un deseo inagotable de brindar misericordia. ¡Atrevámonos un poco más a primerear! a ser y hacer una Iglesia de primer momento- concluyó.

Fuente: Nivariense Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *