“Despiértate: Dios se ha hecho hombre por ti. Por ti precisamente, Dios se ha hecho hombre. Hubieses muerto para siempre, si Él no hubiera nacido en el tiempo. Nunca hubieses vuelto a la vida, si Él no hubiera venido al encuentro de tu muerte. Te hubieras derrumbado, si Él no te hubiera ayudado. HARTEPARAJESUS237ubieras perecido, si Él no hubiera venido” San Agustín.

Él ha salido a buscarnos y cada Navidad nos grita que no se da a si mismo permiso para decepcionarse con cada uno de nosotros. Cada Navidad vuelve a decirnos que Dios aún cree en nosotros. ¡Déjate encontrar por la ternura del Dios hecho niño!

Desde esta Delegación y de parte de todos los que prestamos este servicio diocesano…

¡Feliz Nacimiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *